Cómo preparar unas oposiciones cuando tienes familia

preparar oposiciones

COMPARTIR ESTE POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Preparar una o varias oposiciones puede ser un trabajo que requiera que dediques varias horas al día. En este artículo de Formación Ahora queremos orientarte para que logres preparar tus oposiciones, aún cuando tengas otras grandes responsabilidades, como son los hijos y la atención a la familia. 

Una oposición es un proceso de selección para acceder a algún cargo dentro de la Administración Pública. Sea cual sea el área en la que te desempeñas, si deseas optar por uno de estos trabajos debes pasar por estas pruebas, ya que es un sistema basado en los principios de igualdad y meritocracia, en el que se miden las capacidades de los participantes para elegir a quien esté mejor preparado. 

Pero antes de eso, vamos a dar un repaso de cómo debería ser el día a día de un opositor, para que tengas idea de cómo necesitas ir reorganizando tus rutinas.  

¿Cómo debería ser el día de un opositor? Lo primero que debes saber  es que no tienes que cambiar totalmente tu rutina, lo que tienes que hacer es incluir tus horas de estudio en las tareas o actividades que haces diariamente. 

Lo que sí es vital en el día a día de un opositor es la organización, y en el caso de tener familia con hijos que atender, una vida bien organizada será lo que te garantizará el éxito en este proceso. 

El día de un opositor debe incluir, mínimo, 3 horas de estudio. Así como también es necesario tiempo de ocio o entretenimiento, ejercicios físicos, mantener una alimentación sana y a las horas correctas y no descuidar tus obligaciones familiares. Por todo esto es importante que seas una persona organizada y enfocada en lograr tus objetivos, ser constante y evitar la procrastinación. 

¿Cómo preparar oposiciones si tienes familia? 

Engranar la vida profesional con la familiar no es fácil para todos y requiere algunos sacrificios. Preparar oposiciones cuando tienes a cargo una familia y sobre todo si tienes hijos pequeños, es un gran reto, pero no es imposible. En este punto es prioridad seguir una planificación al pie de la letra, además de internalizar ciertas pautas que te ayudarán a llevar a cabo eso que has planificado. 

Establecer horarios y hábitos:

Sabemos que mantener un horario fijo para estudiar, cuando se tienen hijos en casa, no es nada sencillo. Pero esto es algo que no puedes dejar de hacer, cuando estableces horarios te sientes obligado a hacerlo. Recomendamos fijar el tiempo de estudio en las horas que sabes que tus hijos están haciendo siestas, están entretenidos jugando, o cuando el padre o la madre puede ocuparse de su cuidado. Lo importante es que si son 2 o 3 horas, ese tiempo de estudio lo aproveches al máximo y que te puedas concentrar. 

Así mismo debes enseñarles a tus hijos y pareja que se deben mantener los horarios para todas las actividades del día, explícales la importancia de respetar tu tiempo de estudios. Así ellos podrán saber, por ejemplo, que si no toman una siesta, tu no podrás concentrarte en las oposiciones. 

No sólo debes preocuparte por respetar tu momento de trabajo, también debes evitar saltarte comidas o postergar una actividad física, ya que así puedes tener un momento de colapso o enfermarte y eso sería mucho peor. 

Mantenerse motivado:

Desde que decides comenzar en el proceso de oposiciones sabes que debes sacrificar tiempo y mantener el foco en el objetivo. Todo ese tiempo libre que ocupabas en hobbies o pasatiempos estará orientado a tu nuevo propósito que es conseguir ese empleo. Preparar oposiciones puede ser abrumador, por eso es importante que tengas la vista puesta en el blanco para que no pierdas la motivación.

Sin embargo, recomendamos que no dejes de mirar aunque sea un rato tu serie favorita, que salgas al balcón y te tomes un café, es decir no todo puede ser estudiar y atender a la familia.

Espacio exclusivo para estudiar:

Necesitas aprovechar el tiempo al máximo, por eso es fundamental que crees o acondiciones un espacio de trabajo lejos de juegos, que no se parezca en nada a una habitación, sin camas, sin sillones, sin distracciones. 

Un lugar tranquilo y silencioso, donde tendrás tu material de trabajo y computador y al que los niños no tengan acceso. 

Pide ayuda si es necesario:

Si tus hijos son pequeños, quizás todo se haga un poco más difícil, pero si tienes el apoyo de tu pareja todo puede resultar bien. Pídele que te apoye para que consigas tu meta, adapta los horarios en función a las horas en que él o ella puede atender a la familia.

En caso de tener familiares cerca y que estén dispuestos a ayudarte con el cuidado de los niños, aceptalo. Si dedicas 2 o 3 horas al día, sin distracciones serás mucho más productivo. 

Todo esto está muy bien, supongamos que ya has organizado tu agenda y has establecido tu tiempo de trabajo, tienes un lugar adecuado para ello y en tu familia todos están dispuestos a colaborar para que logres tu objetivo. Ahora, algo que te dará un plus en este camino es optimizar estas horas y lograr una rutina de estudios eficaz. 

¿Cómo tener una rutina de estudios eficaz? 

Evita distracciones como el móvil y las redes sociales: 

Para que logres optimizar tu tiempo de estudio de las oposiciones, es necesario que controles de una forma muy estricta el uso del móvil y las redes sociales. Trata en lo posible de no usar tu teléfono móvil, déjalo en lugar alejado, ponlo en silencio y desconéctate de las redes sociales

Cuida tu alimentación:

Nadie puede concentrarse si tiene hambre. respeta los horarios de desayuno, almuerzo y cena. Aprovecha las meriendas para tomarlas como un break y descansar la mente. 

Estudia en grupo:

Si conoces personas que están en el mismo proceso que tú, coordinen reuniones de estudio donde puedan intercambiar conocimientos. Eso sí, no pierdas el enfoque, no dejes que se convierta en una reunión social o salida de amigos. 

Sal de tu zona de confort:

Es probable que no quieras abandonar la comodidad de estudiar en casa, pero ten en cuenta que estudiar oposiciones puede ser considerado como un trabajo. Debes tomartelo en serio, si tienes la posibilidad de salir de casa, hazlo. Una rutina de estudio fuera de casa te ayudará a sentirte en el plano laboral de vez en cuando. 

Contar con los recursos adecuados: 

Es importante que tengas a la mano una biblioteca especializada que te ayude con la búsqueda de información, así como también con un ordenador conectado a Internet, con el que puedas conseguir toda la información adicional para complementar tus estudios.

Respeta tus descansos:  

Como ya lo hemos mencionado, no ganarás nada si te abrumas de trabajo. Todos los excesos son malos, trata de dormir las 8 horas recomendadas, además no debes negarle a la mente un momento de ocio. Lee un rato, mira televisión o escucha música que te divierta.

Conclusión

Como ya lo has visto, no es imposible preparar oposiciones si se tiene familia, la clave de todo está en la organización, tener tus metas claras y mantenerte enfocado. Si sigues tus rutinas de estudio y cumples con tus actividades en el horario planificado, tienes muchas más probabilidades de éxito.

TE PODRÍA INTETERESAR