Guía para preparar las oposiciones de 2014

COMPARTIR ESTE POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Se acerca 2014 y con ello una nueva oportunidad para sacar una plaza pública. Tal y como están las cosas, es un camino duro pero una buena opción para desarrollar tu futuro. Dado que cada vez son menos las plazas que salen, la clave está en estar bien preparado para el momento. Para prepararte para las oposiciones de 2014, no sólo debes empezar por estudiar sino que debes de dar algunos pasos seguros que definirán tu éxito o fracaso a la hora de enfrentarte a la prueba. Recuerda que no consiste sólo en aprobar un examen si no en conseguir una plaza.

Puedes optar por prepararte por libre o bien incluso apuntarte a alguna academia que te prepare para los exámenes.  Valora bien ambas opciones. Si finalmente eliges prepararte por tu cuenta, te dejamos algunos consejos que creemos pueden serte muy útiles:

1. Elige bien a qué plaza quieres optar.

Existen numerosos portales que incluyen la recopilación de las oposiciones publicadas tanto por temática como por regiones. Esto te ayudará a acotar tu selección y tomar así una decisión con sentido. estudia bien las diferentes oportunidades.

Algunos de ellos son:

buscaoposiciones.com

canaloposiciones.com

2. Tómatelo como un trabajo

El éxito de una oposición es la planificación, la dosificación, y por supuesto, la motivación.  Lo primero, elige bien el lugar donde vas a estudiar y mantenlo fijo. Eso te ayudará a asentar las bases de una rutina. Es importante que te lo tomes como un trabajo, es decir, que te pongas una fecha de inicio y un horario de estudio fijo con los descansos marcados.  La constancia es la clave del éxito. Lo segundo, haz un día de compra de material de estudio: bolígrafos de colores, subrayadores, post it, marcadores, carpesanos… cualquier cosa que te ayude a clasificar y organizar la información.

4. Hazte un calendario de estudio. Organiza y planifica.

Quizás parezca que es una perdida de tiempo que podrías estar dedicando al propio estudio pero un buen calendario y organización te ayudará a cumplir unos hitos de estudio. Créate un calendario con todo el temario de estudio repartido en él. Es importante que sea realista pero ambicioso.

5. Proceso de estudio

Lo primero lee. Empieza leyendo el contenido de estudio en cada sesión. Tener una idea global te ayudará a aproximarte a los principales conceptos. A partir de ahí subraya y destaca de manera visual lo más importante. Del contenido subrayado crea resúmenes.  Escribir esos resúmenes de forma manual ayuda a fijar los conceptos que estamos escribiendo, utiliza los colores y jerarquiza la información.  Tras tener los primeros resúmenes, leételos para asegurarte de que recoges la información más importante. Tras esto, realiza esquemas que sinteticen toda la información de esos resúmenes. Al acabar, vuelve a leerlos y añade los comentarios que creas necesarios.La siguiente fase es la de memorización, fase que será mucho menos costosa tras haber realizado todos los pasos anteriores. Por último, relee y repasa, te ayudará a no olvidar esos esquemas de manera visual y a recordar el contenido que va en cada esquema.

6. Haz pruebas y exámenes.

En tu calendario y planificación no olvides ponerte días para hacer pruebas y exámenes.  Hazte un cuadro evolutivo con las puntuación y ves anotándolas para ver tu evolución. Para los exámenes, prepara bolas con temáticas de las que vayas teniendo los temas aprendidos tal y como se hace en muchos exámenes de oposición. Muchas veces el éxito radica en saber hacer el tipo de examen al que te estás presentando. Hacer varias simulaciones de examen te permite distribuir y utilizar bien tu tiempo durante la prueba.

7. Aprende a descansar y a desconectar.

Sacarte una oposición no significa estar 24 horas al día estudiando. Es importante desconectar de lo que estás haciendo y despejar la mente. Haz deporte, ves al gimnasio o realiza cualquier actividad que te permita abstraerte y relajarte. Intenta cumplir los horarios y aprovechar al máximo ese tiempo y no necesitarás hacer más horas.  Está demostrado que las personas que compaginan diversas actividades, rinden mejor en esas actividades ya que aprenden a organizarse y a aprovechar el tiempo.

 

TE PODRÍA INTETERESAR