Formación en el extranjero: ¿Cuándo es conveniente incorporarla?

formacion extranjero

COMPARTIR ESTE POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La educación es en el extranjero es algo que a menudo se plantean las personas que han decidido desarrollar una carrera profesional y que desean darle un plus a su curriculum, especializarse y expandir sus conocimientos. Esta es una necesidad que nace incluso antes del pregrado, muchos jóvenes analizan las posibilidades de estudiar en otro país, sin embargo, diferentes motivos, los llevan a decidir dejar esta opción para una carrera de postgrado, una maestría u otro estudio de cuarto nivel. Es en este punto dónde se entra en la disyuntiva, ¿en qué momento de mi carrera debo estudiar en el extranjero?

Para llegar a la respuesta de esta pregunta, debemos analizar varios aspectos. Estudiar en el extranjero no solo implica la parte formativa, es también la oportunidad de conocer otra cultura, recorrer ese país y conocer su historia, sus costumbres e idioma. Es una oportunidad de vivir nuevas experiencias, y es una de las cosas que más valoran los estudiantes al momento de decidir viajar. 

Por otra parte, también las empresas, reclutadores e incluso personas que deseen compartir un proyecto contigo, verán como una gran ventaja el hecho de que tengas alguna formación en el extranjero, porque esto les dice que tienes capacidad para adaptarte a los cambios que se puedan presentar, que eres una persona que asume retos y que busca, sin limitaciones, mejorar. 

Además de una gran experiencia para toda tu vida, también obtendrás significativas mejoras en las oportunidades laborales, ya que tendrás algo adicional para ofrecer.  

Entonces, volvemos a la pregunta inicial, ¿Cuál sería el momento ideal para incluir en mi formación estudios en el extranjero?, esto depende de la situación de cada estudiante o de cada profesional. Si eres preuniversitario, tienes toda la energía para irte a otro país, probablemente aún no tengas familia, hijos, responsabilidades y tengas la libertad de viajar, conocer y vivir toda la experiencia espléndidamente. 

Si ya eres un profesional y buscas especializarte, probablemente estés muy enfocado en tu carrera, trates de relacionarte con personas de tu misma rama laboral, hagas networking, alianzas laborales, es decir, quizás en este punto estés más preocupado por el tema laboral y educativo, que por vivir el resto de la experiencia. Pero otra ventaja de hacerlo en esta etapa, es que seguramente cuentas con más recursos económicos y es posible que hasta la empresa donde trabajes te apoye en esta formación. 

Entonces, tienes que estar bien consciente de la situación que vives y otra cosa muy importante es que necesitas visualizar hasta donde deseas llevar tu carrera. Si vas a alcanzar solo estudios de pregrado o si vas a hacer un postgrado o incluso un doctorado. Si vas sólo por un pregrado, es aconsejable que desde el primer momento optes por una formación de alta calidad, por lo tanto sería prudente tener en cuenta las opciones en el extranjero y los programas de becas que te puedan permitir obtener esta formación. 

Si por el contrario, has decidido que llevarás tu educación hasta un nivel mayor, entonces ir a una universidad extranjera puede esperar un poco más.

Cada vez más estudiantes se aventuran a completar su formación en el extranjero, en una economía cada día más globalizada, las razones son múltiples: las universidades cada vez tienen mejores ofertas académicas, más cupos disponibles y más programas de becas, la facilidad para el transporte y las comunicaciones, la necesidad de mejorar el currículum, pero incluso hay mucho más, ¿Cuáles son los motivos que me impulsarían a estudiar fuera?, te enumero las ventajas. 

Ventajas 

1. Aprender un nuevo idioma

Para aprender un nuevo idioma, no hay nada mejor que estudiar en esa lengua y vivir meses o años en el lugar porque eso te obliga a comunicarte, aunque sea por necesidad y está garantizado que vas a dominar ese idioma. El compartir con otros estudiantes, la comunicación diaria te dará mejor resultado que  cualquier curso que puedas hacer. 

Esta es una de las razones que sitúa a Reino Unido y otros países de lengua inglesa entre los destinos más solicitados. Pero no hay que perder de vista otros idiomas: el alemán nos permitiría trabajar en una de las economías más potentes del mundo, por otro lado el  francés sigue siendo una lengua clave en las instituciones europeas.

2. Estudiar en una universidad de prestigio

El plus que estás buscando para tu curriculum te lo puede dar, hacer un máster o un doctorado en una universidad de renombre. Es importante que te informes si la universidad que has elegido tiene algún tipo de convenios con tu alma mater o si tiene programas de becas que se adapten a tu situación, lo más importante es que logres cursar esa carrera en una institución reconocida. 

3. Mejorar tu red de contactos

Estudiar en el extranjero implica compartir con personas de diferentes partes del mundo pero con tus mismos intereses. Saldrás doblemente beneficiado, ya que ganarás amigos con quienes compartir conocimientos académicos e intereses laborales, pero además abrirás tu mente gracias al intercambio cultural. 

4. Trabajar fuera

Estudiar en el extranjero será el primer paso, si tu sueño es desarrollar una carrera en otro país. Aprenderás a desenvolverte en esa cultura y conocerás el idioma con el que después trabajarás y vivirás. Desde tus estudios, puedes aprovechar la orientación de profesores, conocerás las empresas de la zona y así tendrás muchas más posibilidades de trabajo. Estando allí podrás ver desde adentro cómo reorientar tu carrera hacia tu futuro laboral. Además, es posible que haciendo prácticas profesionales, optes por un cargo fijo. 

5. Abrir tu mente

Una de las ventajas que más destacan los estudiantes que han tenido la oportunidad de formarse en otro país es que, al igual que viajar, residir en otra ciudad, te permite disfrutar de unas vivencias únicas y muy diferentes a las de tu país de origen.

Desenvolverte en otro contexto, otro ambiente cultural abrirá tu mente, te permitirá conocer distintas realidades y formas de vivir y, ante todo, a ser tolerante y colaborativo.

Definitivamente, salir de tu zona de confort y del espacio donde tienes todo bajo control, te ayudará a madurar y ser más resolutivo. Y esa es una cosas que verán las empresas, en tu hoja de vida, no sólo verán un segundo idioma o un título más, ellos se fijarán en que te has enfrentado a los cambios, a situaciones difíciles y que no te has conformado con lo que tienes a tu alcance, sino que has salido por más. 

La experiencia de estudiar en extranjero te convertirá en una persona diferente, ganarás amigos, conocerás intensamente otra cultura, y tendrás que resolver problemas cotidianos que te harán superarte día a día. La inversión de tiempo y dinero, bien valdrá la pena, no lo dudes y continúa tu formación ahora. 

Pero, si todo es color rosa, hasta el momento de  hacer cuentas y tus planes salen de tu presupuesto, además de tomar en cuenta la opción de pedir una beca, acá te dejo otras ideas que te pueden ser muy útiles: 

  • Buscar financiación: existen programas de préstamo y financiación privada destinados a ofrecer fondos a estudiantes que quieran estudiar fuera.
  • Combinar trabajo y estudios: puedes combinar tu experiencia formativa con un trabajo flexible, que te permita obtener ingresos extras. Dar clases, trabajar los fines de semana, etc. 

Ahorrar mientras estudias o trabajas en tu país: si tienes planes de estudiar en el extranjero, aprovecha los cursos anteriores para crear un fondo que te ayude a afrontar los gastos de ese año académico.

TE PODRÍA INTETERESAR

coaching
Actualidad

Los mejores cursos de Coaching gratis

La capacitación personal y el instruir a otros, asesorarlos y guiarlos cobra auge en estos tiempos. Es por eso que en este artículo te hablaremos